Villa Mitre, con Ramiro Heinrich, llegó justo a tiempo y cortó la mala racha ante Quilmes

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui – miñurrategui@lanueva.com

Con una buena actuación colectiva y puntos individuales en gran nivel, Villa Mitre venció esta noche a Quilmes de Mar del Plata y cortó una racha de cinco derrotas consecutivas en la Conferencia Sur de la Liga Argentina de básquetbol.

En el primer partido del año, que comenzó con casi una hora de atraso (ver aparte), el tricolor se impuso por 84 a 69 y consiguió la primera victoria de esta etapa de la competencia.

El dueño de casa comenzó el encuentro de una muy buena manera, con un parcial de 7 a 0 y una defensa que obligó a la vista a equivocarse.

No obstante, el juego nunca llegó a ser fluido y los marplatanses se pusieron en partido con el tiro exterior (3 triples en el parcial) para llegar a pasar al frente (13-11) luego de un par de bombas consecutivas de Facundo Gago.

La Villa, en tanto, se mantuvo en juego con goleo repartido (los 5 titulares marcaron en el primer cuarto) y encontrando diferentes vías de gol.

El inicio del segundo parcial tuvo a José Gutérrez como amo y señor de las acciones, con dos triples y tres puntos desde la línea el capitán tricolor comandó la ofensiva de su equipo que volvió a escaparse en el marcador (31-22).

Quilmes, por su parte, dependió exclusivamente de lo hecho por Gago y comenzó perder goleo.

Mirá las estadísticas oficiales

A esto, el dueño de casa le sumó un gran aporte del banco de suplentes que no sólo brindó soluciones atrás y adelante, sino que también le permitió a De Tomassi hacer larga la rotación y darle descanso a sus principales figuras.

Tras el gran pasaje de “Pikachu”, Bollo se volvió implacable desde la línea (8-8 en el parcial), Jano Martínez tomó el mando de la base e Iván Gómez Lepez aportó frescura en defensa.

Ese combo, sumado a un cierre magistral con triple de Levy , le dieron a Villa Mitre ventaja de 13 puntos (la máxima hasta el momento) para irse al descanso largo con aire.

Bahía ganó en el regreso de Pepe Sánchez

Al regreso de los vestuarios, la tónica del juego se mantuvo: Bollo estiró su gran presente (4-4 en dobles), Gutiérrez aportó goleó (1-1 en dobles y 2-2 en triples) y con una sólida labor defensiva, el tricolor se adueñó definitivamente del partido.

Haciéndose fuerte atrás, la Villa mostró su mejor cara adelante con pasajes de muy buen básquet y estirando la diferencia a 22 en el cierre del tercer parcial (70.48).

Estirando aún más la rotación el equipo bahiense fue inteligente para usar el reloj a su favor y jugar el último cuarto, con la ventaja conseguida en los otros tres.

Esta diferencia, le permitió al local administrar los minutos de sus jugadores y pensar antes de tiempo en lo que viene: Gimnasia LP el martes en casa y Bahía Basket el viernes, en Monte Hermoso.

¡Justito!

El partido comenzó con 55 minutos de retraso (21:55), ya que no funcionaba la “guirnalda” lumínica que rodea al tablero en indica el final del tiempo (de posesión o de partido).

Para solucionar el inconveniente, la dirigencia tricolor tenía una hora sino el encuentro sería suspendido.

Luego de un trabajo a destajo de distintos colaboradores, 21:55 y gracias a un cableado improvisado que cruzó el José Martínez y conectó a ambos tableros, el juego se puso en marcha 21:55.

Fuente: La Nueva.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.