Los chicos de Automoto cerraron el año a puro fútbol, viajes y diversión

Fútbol, viajes, competencia, compañerismo y diversión, mucha diversión. Los chicos de las categorías Inferiores del Automoto Club Deportivo vivieron un cierre de temporada diferente, con distintos desafíos que se fueron desarrollando en el último mes del año y que les permitieron disfrutar de la pelota y otras alternativas.

El cuerpo técnico integrado por Juanito Salazar, Nicolás Roque, Bruno Páez y la psicóloga Macarena Berlín, que en el final del recorrido contaron con la colaboración del preparador físico Gonzalo Andrada, apostó por la participación en tres certámenes organizados en Monte Hermoso, Olavarría y Tandil, para sumar más partidos y nuevas experiencias al desarrollo deportivo de cada chico.

La categoría 2007-08 jugó el Mundialito organizado en tierras montehermoseñas con muy buena participación, dado que finalizó en el podio tras caer en las semifinales con el equipo que finalmente se consagró campeón (Lamarque).

Más allá del resultado y los partidos, que a esta altura resultan totalmente anecdóticos, los chicos azulgranas disfrutaron de la playa y de otras opciones no menos interesantes.

Luego, la divisional 2004 viajó para formar parte del Torneo de Verano del Club Estudiantes de Olavarría, donde quedó eliminado después de ganar dos partidos y perder tan sólo uno. El equipo no se vio favorecido por un triple empate en el primer puesto y se despidió por tener la peor diferencia de gol de los tres conjuntos.

Finalmente, la categoría 2005-06 se trajo la Copa de Bronce del 7mo Torneo Esperanzas de la Provincia de Buenos Aires, que se desarrolló en Tandil. El Rojo obtuvo el trofeo tras vencer en el partido decisivo de esa fase a la Escuela Club del Crack de Neuquén, pero además vivió una experiencia inolvidable, en un certamen con un muy buen nivel de juego, y hasta se dio el gusto de jugar en el Estadio General San Martín (lugar en el cual Santamarina hace las veces de local por la Primera Nacional).

Pero no todo fue competencia. Los más pequeños, integrantes de la Octava división, disfrutaron de tres días en el Club de Pesca Tornquist, como parte de la celebración por la obtención del subcampeonato de la categoría en la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez.

En el predio lagunero no pararon de divertirse y aprovechar el buen clima que los acompañó, que les permitió realizar diversas actividades y hasta efectuar algunos concursos internos de fútbol tenis. También hubo reconocimientos para el mejor compañero, el de más asistencias a los entrenamientos, el mejor gol y el mayor esfuerzo realizado en el año.

Sin dudas que fue un cierre de temporada diferente para los chicos de Automoto, que continúan con su aprendizaje y su formación, no sólo deportiva, sino también como persona.

Desde el club agradecemos a los chicos por el comportamiento en los distintos viajes, al cuerpo técnico por su compromiso, a los padres por el apoyo y a todos los que de una u otra manera colaboraron para que las diferentes iniciativas fueran posible, especialmente a las autoridades del Club de Pesca Tornquist. Todos consiguieron lo más importante: arrancarle una sonrisa a nuestros pequeños.

Departamento de Prensa – Automoto Club Deportivo

Facebook: /automototornquist

Twitter: @ClubAutomoto

Instagram: @AutomotoClubTornquist

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.