Liga Regional de Fútbol: cuando en dos años hubo un solo campeón

Edificio sede de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez, en Las Heras 1.062.

Por Claudio Meier // De Nuevo Día

La rica historia de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez, entidad que el 8 de junio de 2021 llegará a su centenario, está a punto de sumar un nuevo año con el título vacante en Primera división, en esta ocasión debido a la irrupción del COVID-19. Sólo resta que el consejo directivo que preside Ernesto Manuel Palenzona proceda a la oficialización correspondiente.

El antecedente más cercano se remonta a 1976, vale decir 44 años atrás, aunque es dable aclarar que ese año el título se declaró desierto porque recién en noviembre culminó el torneo de 1975, el que vio afectado su desarrollo por el famoso ‘Rodrigazo’ (ver aparte) y posteriores controversias de la dirigencia que terminó con la intervención del Consejo Federal de la AFA debido a una apelación presentada.

Los aficionados experimentados y memoriosos seguramente recuerdan lo sucedido en aquel momento, pero son muchos los que desconocen los detalles que derivaron en que dentro del listado falte el monarca de la temporada mencionada. Es por ello que decidimos investigar y, archivo del desaparecido Diario El Imparcial mediante, contar los hechos.

El campeonato de 1975 ofreció algunos aspectos que lo distinguieron, especialmente en el orden cuantitativo, ya que fueron 12 los equipos participantes, es decir 2 más que el año anterior cuando El Progreso de Pueblo Santa María festejó por primera vez en su historial, y número récord desde que se suprimió el régimen de ascensos y descensos.

Bajo el sistema todos contra todos y tras la disputa del Preparación, torneo que servía para inaugurar la temporada, la competencia empezó a fines de mayo. Cuando sólo se habían desarrollado dos fechas, el plan de ajuste (‘Rodrigazo’) implementado en los primeros días de junio por Celestino Rodrigo, ministro de Economía de Isabel Perón, alteró considerablemente la realidad.

Es por ello que Boca Juniors propuso reemplazar el campeonato recién iniciado por otro a jugarse en dos ruedas y por zonas, en la inteligencia de poder seguir practicando el fútbol orgánicamente, sin que resulten seriamente afectadas las finanzas de las instituciones.

El proyecto contemplaba realizar, en lugar del torneo existente, otro similar al “Preparación”, aunque más prolongado pues diferiría de aquel al jugarse en dos ruedas y también se introducirían variantes en las definiciones.

Entre los considerandos de la solicitud se señalaba lo siguiente: “que las medidas gubernamentales de los últimos días han afectado considerablemente todas las actividades; que el considerable aumento de los costos de la práctica de este deporte con la actual estructura de campeonato hace que varios clubes afiliados deban suspender su intervención en el torneo.

Que ello es así no solo en lo que respecta a los árbitros, cuyo importante y justificado aumento de aranceles no puede absorberse por las entidades y fundamentalmente por los nuevos presupuestos ya conocidos de los micro ómnibus que deben transportar a los jugadores hasta los lugares en que se disputan los encuentros.

Que es necesario instrumentar un sistema que permita seguir con la práctica de este deporte a través de costos razonables”.

Se suspende el campeonato

En la reunión extraordinaria de la Liga del 11 de junio se dispuso suspender el campeonato a pedido de siete entidades y, por otro lado, convocar a una asamblea extraordinaria para el 25 del mismo mes donde se resolvería la futura actividad. Mientras tanto, en los dos domingos siguientes se dispuso que no haya fútbol.

En la  sesión, que fue presidida por el titular liguista Juan Fracaro y contó con la asistencia de los doce clubes afiliados, representados por sus presidentes o delegados, el representante de Boca, Dr. José María Cordero, hizo referencia al proyecto presentado por esa institución, en el cual se pedía suspender el campeonato iniciado y organizar uno nuevo por zonas y en dos ruedas, a los fines de disminuir los gastos de traslado y además, utilizar otros árbitros cuyos aranceles sean menores a los de Buenos Aires.

Apoyaron la  moción de Boca Juniors los representantes de Unión Pigüé, Atlético Huanguelén, San Martín de Santa Trinidad, Independiente de Pueblo San José, Sportivo Belgrano de Espartillar y Deportivo Sarmiento.

El Sr. Rodolfo Gayraud, de Club Sarmiento, fundamentó la posición de su club, en el sentido de no innovar en la realización del campeonato ya iniciado y propició, para abaratar los costos, el concurso de los árbitros bahienses o que el torneo de Reserva se juegue por zonas.

También el presidente de Deportivo Argentino, Sr. Juan Couselo, habló para señalar que entendía que no era reglamentario suspender el campeonato, posición igualmente sustentada por el delgado del Centro Blanco y Negro, Sr. Roberto Otamendi, quien sostuvo que si la suspensión del campeonato no se aprobaba por unanimidad era violatoria de las disposiciones vigentes.

El representante de Peñarol, a su vez, expresó que su club aún no tenía una opinión definida, pero que entendía que si seguían jugando el campeonato sin seguridades en cuanto a su normal desarrollo sería perjudicial.

Club El Progreso no manifestó oralmente su posición, pero indicó su apoyo a la continuidad del campeonato que sostenían Club Sarmiento, Deportivo Argentino y Blanco y Negro.

Tras largadas y reiteradas consideraciones, los siete clubes que se pronunciaron por la suspensión del campeonato se retiraron a otro recinto de la sede de la Liga a fin de redactar una nota en la cual solicitaban la convocatoria a una asamblea extraordinaria y pedían a su vez la organización de otro torneo.

Otro formato y apelación de los disidentes

Con el devenir de los días, esos 7 clubes aprobaron por simple mayoría, tras largos y por momentos acalorados debates, la suspensión de los campeonatos ya iniciados y un agregado provisional al reglamento para permitir la disputa de un certamen por zonas con fecha de comienzo el 13 de julio.

Las 5 entidades restantes, en cambio, se pronunciaron por la continuación de los torneos oficiales y anunciaron que impugnarían la decisión tomada por mayoría.

Los clubes Deportivo Argentino, El Progreso, Club Sarmiento, Blanco y Negro y Peñarol se pusieron de acuerdo en presentar una apelación ante el Consejo Federal de la AFA, pidiendo la nulidad de lo resuelto en una asamblea extraordinaria, dado que entendían que para decidir la cuestión era menester las tres cuartas partes de los votos.

Una nueva instancia se abrió ante esta polémica situación que se creó en razón de los problemas económicos que, principalmente por razones de traslado, motivó la iniciativa de los clubes Boca Juniors, Deportivo Sarmiento, Unión Pigüé, Independiente, Atlético Huanguelén, Sportivo Belgrano y San Martín (ST) para jugar este año el principal certamen anual con una nueva estructura.

El controversial panorama motivó que los integrantes del consejo directivo de la Liga adoptasen la decisión de renunciar en pleno, ya que entendían que a esa altura de los acontecimientos nada se podía resolver sin apoyo.

Ante la situación planteada, y tras sentidas palabras del Sr. Fracaro, los presidentes de los cinco clubes disidentes manifestaron su pleno apoyo al consejo directivo y recalcaron la labor por ellos desarrollada. Asimismo destacaron que en esos momentos la presencia de sus miembros era altamente necesaria y que nada se ganaría con las renuncias.

Por otro lado, en apoyo al consejo directivo, apelación mediante ante el Consejo Federal de la AFA, los cinco clubes partidarios de la continuación de aquel campeonato, aceptaron finalmente, para no alterar el normal desenvolvimiento de la actividad liguista, el torneo en dos zonas, por puntos, que propugnaron en reciente asamblea siete clubes.

La zona “A” la conformaban Boca Juniors, Blanco y Negro, Deportivo Sarmiento, El Progreso, Independiente, San Martín y Atlético Huanguelén, mientras la zona “B” Peñarol, Deportivo Argentino, Unión, Club Sarmiento y Sportivo Belgrano.

El historial de campeones de la Liga, con el lugar vacío del correspondiente al año 1976.

Nueva cancelación y postergación hasta 1976

Dos meses más tarde y cuando el torneo de zonas ya había disputado ocho fechas, llegó la notificación del Consejo Federal dándole la razón a los que habían presentado la apelación y ordenando la reanudación del campeonato oficial suspendido en junio, motivo por el cual se produjo una nueva cancelación de la actividad.

A todo esto el seleccionado superior de la Liga Regional de Fútbol empezó su participación en el Campeonato Argentino de Selecciones “Copa Beccar Varela”. Lo hizo con muy buen suceso, razón por la cual fue superando fases y demorando el recomienzo del certamen doméstico.

Por este motivo se llegó a principios de noviembre, donde ingresó a la Liga una nota de 8 clubes auspiciando una postergación hasta el año siguiente del campeonato oficial. Firmaron la comunicación los presidentes de Atlético Huanguelén, Deportivo Sarmiento, Boca Juniors, Independiente, Unión, Peñarol, Sportivo Belgrano y San Martín.

El fundamento del pedido de diferir los torneos radicó en la época poco propicia para el desarrollo de los mismos, el deficiente estado de los campos de juego y la desorganización existente en todos los planteles futbolísticos debido al prolongado e inesperado receso.

Consideraban además, que dada la escasa cantidad de partidos que podrían disputarse, era conveniente postergar hasta el año próximo la prosecución de los campeonatos.

La nota fue considerada por el cuerpo liguista en su reunión del martes siguiente y aprobada, ad referéndum de la asamblea general ordinaria de clubes que se iba a realizar en el mes de febrero de 1976.

El reinicio del torneo original

Como cada año en aquellos tiempos, la actividad futbolística se reanudó con el torneo “Preparación” y recién el domingo 6 de junio de 1976 se reinició el controvertido campeonato iniciado en mayo del año anterior y del cual sólo se habían disputado dos fechas cuando fue interrumpido por las causas antes mencionadas.

Es muy importante señalar que la programación contuvo cuatro en lugar de cinco partidos y a partir de ese momento fue un encuentro menos en cada fecha, debido a la autoexclusión determinada por los clubes Atlético Huanguelén y Sportivo Belgrano de Espartillar.

En dicho momento, para terminar el campeonato de 1975 restaban en total 20 fechas, por lo cual debería haber finalizado el 17 de octubre de no haber habido interrupciones por lluvia u otras causas eventuales, cuestión que finalmente ocurrió y el punto final llegó en noviembre, aunque Peñarol de Pigüé se aseguró el título el 24 de octubre, a falta de dos fechas y tras la victoria 3 a 1 frente a San Martín en Pueblo Santa Trinidad.

Como no quedó tiempo para disputar el campeonato correspondiente a ese año, ni tampoco se optó por algún torneo por eliminación o algún otro sistema que simplifique su desarrollo, se tuvo que declarar desierto porque no pudo efectuarse en la forma tradicional.

¿Qué fue el Rodrigazo? 

Se denomina ‘Rodrigazo’ a un plan de ajuste anunciado el 4 de junio de 1975 por el ministro de Economía Celestino Rodrigo, bajo el gobierno peronista de Isabel Perón.

Con el objetivo de eliminar la distorsión de los precios relativos, Rodrigo impulsó una devaluación del 61% para el cambio comercial y el 50% para el cambio financiero.

La tasa de inflación llegó hasta el 777% anual y los precios nominales subieron un 183% al finalizar el ciclo 1975. Se produjo el desabastecimiento de gran cantidad de productos esenciales, entre ellos alimentos, combustibles y otros insumos para transporte.

El ‘Rodrigazo’ generó una enorme oposición del movimiento obrero argentino, concretado en una huelga general –la primera contra un gobierno peronista– y grandes movilizaciones populares, que causaron la renuncia del ministro Rodrigo y del hombre fuerte del gobierno, José López Rega.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.