PRIMER & UNICO PORTAL DEPORTIVO DEL DISTRITO DE TORNQUIST

Básquet: Villa Mitre no pudo como local ante Napostá que dejó la serie 2 a 0

El viernes 13, Napostá enterró la mufa: la volcó el “13” y concretó su éxito Nº 13. El huésped fue un relojito suizo en la primera etapa, incluso luciendo 20 unidades de renta (48-28). Después, ese colchón lo usufructuó para capear la reacción del campeón, que redujo a un doble (76-74), pero que nunca consiguió dar el zarpazo dañino. En el cierre, el quinteto visitante se la bancó, puso el pecho y demostró personalidad para salir airoso de La Villa. Se impuso por 93 a 87 y lidera 2-0 la serie definitoria del CBB de Primera. El domingo podría abrocharla, en casa, desde las 20.

El vencedor tuvo altísimos rendimientos en varios de sus componentes: ni hablar de Bruno Pallotti (26 puntos y 27 de valoración), pero también emergieron Juani Bellozas (17 unidades+10 rebotes), Matute Martínez (22 y 7) y Nico Quiroga (14 y 5). Tampoco dejó de ser fundamental el aplomo de Ramiro Aguirre en la última recta y las contribuciones de Kevin Zambrano. Napostá acumula 13 victorias consecutivas. Hace dos meses que no pierde: 9 de Julio fue el último en derrotarlo, el 14 de mayo, por 97-96.

Napostá se mudó al paraíso, viviendo un momento de ensueño.

Cuando todos los pronósticos daban a Villa Mitre como banca en esta llave definitoria del Ciudad de Bahía Blanca de Primera, se está encargando de triturar y hacer añicos esos presagios.

Hoy, tuvo un funcionamiento perfecto durante la etapa inicial; después se las ingenió para hacerle frente a la resurrección tricolor y, posteriormente, se la creyó del todo para terminar de proclamar la hazaña de derrotar al campeón en su casa.

Fue por 93 a 87, enhebrando así su decimotercera victoria al hilo y cumpliendo con dos meses netos de regocijo, ya que la última caída data del 14 de mayo…

Matías Martínez saltó al rectángulo con los ojos eyectados y echando espuma por la boca, al tiempo que Juan Ignacio Bellozas emuló a Droopy. Ello, serenó al DT Seba Aleksoski, consciente de que ambos estaban inspirados desde el vamos.

La primera bomba de Matute (0-3) fue un presagio de la colosal noche que viviría, confirmada posteriormente al añadir otras dos y consumar ¡13 unidades! en esos primeros diez minutos.

Mientras, Bellozas imprimía intensidad, lucha allá y acá, tal como es su característica, y además lo adornó con 6 unidades. También tuvo su aparición Nicolás Quiroga con jugada de doble+adicional. Enfrente, José Gutiérrez nunca encontró el camino, Federico Harina no gravitó y la responsabilidad recayó en Franco Amigo (8), Cristian Miguel (5) y Ramiro Heinrich (4).

Como corolario, la visita se adjudicó ese 1ºC por 19-26.

Para el siguiente, nada varió. Al contrario: Napostá incrementó su creencia, imprimió vértigo e irradió energía por todos sus poros, plasmando una rachita de 0-5 en 1m20s que le otorgó 12 de renta (19-31).

Villa Mitre recién salió del letargo a los 3m39s, mediante un gol de Harina. Aunque permanecía lejos de poder hacerle frente a la excitación y entusiasmo que desbordaba Napostá.

De hecho, y por si hiciera falta, gozó de la aparición de Pallotti en ese 2ºC, firmando un 2+1 con el cual amplió su brecha a 21-35. Sobrevino un aprovechamiento de la técnica al desbordado Gutiérrez y con sendos bombazos de Pallotti y Zambrano, Napostá tomó 20 unidades de distancia (28-48) con 1m15s para arribar al entretiempo.

El amor propio de Miguel y Harina favoreció a que el dueño de casa pudiera maquillar la desventaja de cara al descanso más largo (36-53).

Hasta nosotros nos sorprendimos. Al partido de hoy, todos pensaban que lo ganaba Villa Mitre, pero nosotros vinimos a ganarlo como a todos. Tenemos mucha confianza. Sacamos la diferencia en el primer tiempo. Después, era obvio que ellos se iban a venir, pero supimos controlar la embestida. Este grupo puede, somos muy amigos, nos juntamos a comer siempre y estamos viviendo algo muy lindo, la gente está exaltada y eso me pone muy contento. Ahora no tenemos presión, iremos con más ganas a ganar, porque no perdemos el foco, queremos lograr cosas grandes y ganar para ser los mejores”. (Juan Ignacio Bellozas-Napostá).

En la primera mitad del tercer lapso, el visitante no sufrió. Porque Zambrano dio una mano (40-57) y Martínez volvió a mandarla a guardar desde lejos (49-66).

Aunque, claro, la tan esperada arremetida villamitrense comenzó a gestarse al traspasar el meridiano de ese cuarto: Harina (8) la tiró cada vez que la tocó, Matías Monteoliva acertó desde los 6m75 y se añadió la regularidad de Heinrich (8), reduciendo a 60-69 con 2m35s en el electrónico.

Apoyado en la eficacia del lanzamiento de Quiroga, Napo pudo mantenerse al frente al cabo del 3ºC y por esa misma diferencia (65-74).

Si bien el huésped estiró a 68-76 con conversión de Aguirre en los albores del 4ºC, lo que más preocupó a Napostá fue que en apenas 1m33s arribó a la cuarta infracción acumulada…

Y La Villa se vino.

Es que Berdini anotó 3-3 en la línea tras ser víctima de falta, Amigo sumó un doble y otro triple de Monteoliva le permitió tocar la puerta al anfitrión: 74-76, con racha de 9-2 en 2m54s.

Ya era otro partido.

Sin embargo, Napo no se dejó amilanar por completo: encestó Quiroga (74-78), Matute englobó 3-4 t1 (77-81) y Bellozas robó una bola en mitad de campo tras presionar, para zambullirse solitariamente hacia la volcada que le trajo buenas sensaciones, a 5m07s del epílogo (77-83).

Las pocas reservas físicas del tricolor, le hicieron pagar un alto precio en cuanto a la escasez de creatividad.

Y el huésped le sacó el jugo siendo inteligente y con el aplomo de Aguirre, quien no falló en la línea y alargó a 77-85, a 4m33s. El que, a posteriori, también tuvo 100% de puntería en simples fue Pallotti (81-87), restando 2m05s.

Villa Mitre pasó a depender de los arrestos individuales para continuar en la pelea: triple de Harina para achicar a 84-87, con 1m11s por disputar. En lo sucesivo la perdió Pallotti (1m27s), pero el local tampoco lo aprovechó y enfrente Bellozas bajó el ofensivo que tradujo en 84-89, con 1m04s.

El triple de Gutiérrez que murió en el intento, con 49s en el reloj, le dio paso a la definición virtual del cotejo; dado que al campeón no le quedó más remedio que frenar los avances albiazules, los cuales fueron capitalizados por el indetenible Pallotti (4-4).

No hubo tiempo para más.

Napostá fue el protagonista de su propia aventura, también en este segundo capítulo.

¿Tendrá un feliz domingo?

Síntesis | Primera Division – Finales – Juego #2

Villa Mitre 87: José Gutiérrez 2, Federico Harina 26, Franco Amigo 12 (x), Cristian Miguel 18 (x), Ramiro Heinrich 17, (FI); Matías Monteoliva 7, José Nicolás Ojeda 0, Marcelo Berdini 5 y José Luis Martínez 0. DT: Ariel Ugolini.

Napostá 93: Bruno Pallotti 26, Matías Martínez 22, Ramiro Aguirre 6 (x), Nicolás Quiroga 14, Juan Ignacio Bellozas 17, (FI); Augusto Meneses 0, Kevin Zambrano 6, Mateo Fernández Solari 2 y Antonio Iturrioz 0. DT: Sebastián Aleksoski.

Parciales: 19-26, 36-53 (17-27), 65-74 (29-21) y 87-93 (22-19).

Árbitros: Emanuel Sánchez-Sebastián Giannino-Mauro Reyes.

Estadio: José Martínez (club Villa Mitre).

Serie: Napostá, 2-0.

Ver planilla

Fuente y foto: Gente de Básquet

Comments Closed