El Primer Portal Deportivo del Distrito de Tornquist

Comentario del partido Automoto vs. Atlético Huanguelén (Incluye fotos)

Automoto festejó en el final (Por Carlos Eduardo Deltort)

Un gol de Mariano Egler en el minuto 43 del segundo tiempo le permitió vencer 2-1 a Atlético Huanguelén y acceder a las Semifinales de los cruces donde se medirá con su clásico rival. Ayrton Núñez adelantó al ganador y Ramiro Palacio, de penal, estableció la igualdad. Fue expulsado Ramón Aller.

De manera agónica Automoto de Tornquist doblegó 2-1 a Atl.Huanguelén y enfrentará a su clásico rival Unión en una de las Semifinales de los cruces.

Los dirigidos por Salvi, con un Henneberg por entonces intratable, se adelantaron en el primer tiempo por intermedio de Núñez. El Verde se esforzó y alcanzó la igualdad en el epílogo del encuentro a través de un penal rematado por Ramiro Palacio. Sin embargo al de Tornquist le quedaba el tiro del final y el recién ingresado Egler no lo desaprovechó para sellar un triunfo largamente festejado.
El encuentro, desde el inicio mismo, fue disputado con la fiereza que caracteriza a los lances decisivos. Mucha marca, mucha cautela, alguna que otra pierna fuerte para marcar la cancha y escaso espacio para el juego asociado.
Una vez transitados los minutos de estudio, fue Automoto quien tuvo las mejores chances. Todas contaron con un denominador común: Carlos Hernán Henneberg. El delantero misionero (oriundo de El Alcázar) y con pasado en Nueva Chicago, Lanús y Atlanta fue un problema sin solución para la defensa aceitera. Su movilidad, su portento físico y, por sobre todas las cosas, su jerarquía individual pusieron en jaque al andamiaje albiverde cada vez que entró en acción en la primera parte.
A los 11 recibió un balón largo de Bilbao sobre la izquierda y descerrajó un disparo al primer palo que se marchó desviado. A los 13 repentizó un disparo de larga distancia desde la derecha del ataque y el esférico pasó cerca del caño izquierdo ante la atenta cobertura del golero Van der tuin. Y a los 15 ganó sobre la izquierda y envió un centro exacto para la carrera de Aller que, exigido, cabeceó mordido y sin ninguna consecuencia.
Atlético respondió a los 19 cuando, a la salida de un córner, Ramiro Palacio se hamacó sobre la izquierda y sirvió el centro medido para el cabezazo alto de Guevara.
Sobre los 22 Automoto plasmó en el tanteador lo que insinuaba en el trámite. Hernán Bilbao, otro destacado de la tarde, desbordó sobre la izquierda y despachó un centro bajo que surcó el área sin que pudiera ser despejado y Ayrton Núñez, de arremetida y con un disparo a la derecha del arquero, estableció el 1-0.
Atlético herido en su orgullo fue a la carga en busca de la igualdad y a los 24 estuvo cerca en otra acción de pelota parada: un córner de Ramiro Palacio superó la salida de Fogel y, por el segundo palo, Varela conectó apenas desviado.
Con el Verde adelantado y urgido por el resultado adverso, Automoto también pudo aumentar. A los 33 una descarga de Ramiro Palacio tomó a contrapierna a Juan Cruz Balvidares y Matías Salas, tras soportar estoicamente un embate, activó la contra con un pase en profundidad para Henneberg, el delantero rompió la línea de la defensa, se marchó en soledad, eludió a Van der tuin y ajustó un remate al primer palo que fue providencialmente despejado por Varela en temeraria acción.
De allí y hasta el final del primer capítulo sólo un zurdazo de media distancia de Tesei que fue controlado con meridiana comodidad por Fogel a los 42 minutos sacudió la monotonía.
Automoto, con Henneberg como figura y bien secundado por Bilbao y Salas, marchó al descanso con la mínima ventaja a su favor.

Otra fue la historia del segundo período. Automoto retrasó sus líneas, cedió en parte la iniciativa y resignó posibilidades en ataque. Atlético impuso condiciones en el medio desde el exuberante despliegue y el enorme corazón de Tesei y exploró variantes, incluso ingresó Pitano –otro delantero-, pero pocas veces pudo lastimar.
A los 5 minutos Fogel rechazó un córner cerrado de Ramiro Palacio ante la inquietante presencia de Stamm. A los 12 Bilbao mostró sus últimos destellos, ganó sobre la izquierda y su disparo cruzó paralelo a la línea de sentencia. A los 13 Tesei se impuso en la presión alta, ganó un balón sobre línea de fondo y remató al primer palo sin acertarle al arco. A los 16 y tras un balón largo de Guevara, Pitano la cruzó al medio desde la derecha y cerró oportunamente Giménez.
En ese plan transcurrían los minutos. Henneberg ya no era abastecido, Salas no tenía tanta participación en la medular y Automoto apostaba a la resistencia, terreno en el que Giménez y Sandoval se multiplicaban para alejar el peligro.
Atlético, apoyado en la ya elogiada presencia de Tesei, insistía con más ímpetu que juego pero insistía al fin. El representativo de Huanguelén basaba sus esperanzas en alguna escapada de sus delanteros o en imponerse en el juego aéreo en una de los tantas pelotas paradas que llovieron al área de Fogel.
En uno de esos centros Eladio Haedo, de correcta actuación, observó una mano de Bilbao y marcó el punto del penal. Ramiro Palacio, con un remate al palo derecho, decretó la igualdad cuando el cronómetro marcaba 34 minutos.
Con la definición por penales a la vista, el trámite entró en un terreno dramático. No existía el margen para el error.
Automoto supo aprovechar la suya en el final. Atlético, lejos de no poder cerrar el partido, fue víctima de los imprevistos que hacen del fútbol el más bello de los deportes. Varias circunstancias influyeron para que el festejo se trasladase a las sierras: a los 43 Varela –que le había dado vida al Verde con aquel cierre fenomenal del primer tiempo- dejó corto un despeje y Mariano Egler –ingresado tres minutos antes- marcó su primer gol de la temporada con un remate desde el borde del área mayor que picó antes y sorprendió a un Van der tuin que tuvo su cuota de responsabilidad en la conquista.
En el final Aller vio la roja y poco sucedió en los minutos adicionados. Atlético se desangró en intentonas infructuosas. Automoto le sumó un capítulo más a la resistencia, máxime con diez hombres, y terminó festejando.

La síntesis.

AUTOMOTO DE TORNQUIST 2 ATL.HUANGUELÉN 1

Disputado en el Parque “Felisa Igartúa de Alberdi” de Blanco y Negro, domingo 6/8/2017.

AUTOMOTO DE TORNQUIST: Maximiliano Fogel – Ramón Aller, Gastón Pollio, Lucas Giménez y Alexis Catalán – Facundo Quiroga (44mST Matías Cornelio), Emiliano Sandoval y Matías Salas (37mST Julián Fretes) – Ayrton Núñez y Hernán Bilbao (40mST Mariano Egler) – Carlos Henneberg. DT: Eduardo Daniel Salvi. Suplentes: Fabián Villar y Juan Pablo Acuña.

ATL.HUANGUELÉN: Federico Van der tuin – Juan Cruz Balvidares, Gabriel Guevara, Diego Varela y Emanuel Montes de Oca (14mST Gustavo Cascallares) – Nahuel Stamm, Sebastián Tesei, Gonzalo Kuhn (14mST Francisco Pitano) y Emanuel Allen – Santiago Balvidares y Ramiro Palacio. DT: Javier Martínez. Suplentes: Santiago Martínez, Gonzalo Bravo y Joaquín Álvarez.

GOLES: 22mPT Ayrton Núñez (Aut), 34mST Ramiro Palacio (AH) de penal y 43mST Mariano Egler (Aut).

EXPULSADO: 46mST Ramón Aller (Aut).

AMONESTADOS: Facundo Quiroga, Lucas Giménez, Emiliano Sandoval, Ramón Aller, Matías Salas, Hernán Bilbao y Mariano Egler (Aut), Juan Cruz Balvidares (AH).

ÁRBITRO: Eladio Haedo (7).

Podes ser la primera persona en comentar! en "Comentario del partido Automoto vs. Atlético Huanguelén (Incluye fotos)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Sitio desarrollado por Formando Ideas